Guía paso a paso Drácula

La base

Con una esponja húmeda, cubre toda la cara con una base de color gris claro. Añadiendo un poco de negro al gris claro, consigue un gris más oscuro y usa la esponja para aplicar esa tonalidad más oscura alrededor de los ojos y las fosas nasales, en las mejillas y en el mentón.

Rellenar

Añade los detalles con un pincel. Primero con pintura blanca y después con pintura negra, dibuja líneas finas desde el rabillo del ojo, en la parte superior de las mejillas bajo los ojos, y en la parte inferior de las mejillas desde las aletas de la nariz. Con pintura blanca, añade colmillos en las comisuras de los labios y perfílalos con pintura negra. Con pintura negra también, dibuja unas cejas exageradas en la frente.

Los detalles

Con pintura roja, dibuja una línea fina bajo los ojos, pinta el labio inferior y añade unas gotas de sangre a los colmillos.